0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×

La duplicación de contenidos es uno de los principales problemas de los buscadores hoy en día, ya que perjudica directamente a la calidad de los resultados que ofrecen a sus usuarios y atenta contra la originalidad y derechos de autor en Internet. Asimismo, si eres víctima de la duplicación de contenidos, tu posicionamiento web se verá afectado negativamente. Sin embargo, para un buscador no es tarea sencilla el reconocer cuándo un contenido es realmente duplicado y cuándo no, por ello es que, ante la duda, deciden sólo mostrar uno de los contenidos cuestionados y el resto esconderlo de los resultados.

Esta situación, que se ha dado a conocer incorrectamente como penalización por duplicación de contenido, puede impactar negativamente en el posicionamiento orgánico de vuestra web, en especial a partir de la implementación del algoritmo Google Panda. Es por ello que los principales buscadores ofrecen alternativas a los propietarios de sitios webs con el fin de simplificar la indexación de los contenidos y una correcta atribución de los mismos.

Pero, ¿cómo podéis evitar la duplicación de contenidos?

Utilizar contenido 100% original y único

Esto puede sonaros a broma, pero no lo es. El modo más sencillo de evitar la duplicación de contenido, es asegurarse que siempre empleáis contenidos únicos y originales. Podéis tener un sitio perfectamente programado para evitar duplicaciones, decirle a los buscadores cuál es la copia canónica de cada contenido, y aún así, si vuestro contenido no es original, será atribuído a su fuente y no a vuestra web. Las copias automáticas de contenidos, los llamados “content spinners” y las traducciones de un idioma a otro y luego al idioma original nuevamente, no te traerán ningún beneficio a tu posicionamiento web. De hecho, pueden perjudicar seriamente tu SEO.

Optimizar la arquitectura del sitio

Por lo general, tanto los blogs como los sitios de e-commerce, poseen ciertos problemas de arquitectura que confunden al buscador, haciéndole creer que se está duplicando múltiples veces el mismo contenido. Por ejemplo, si vuestro blog maneja tanto categorías como etiquetas, es posible que en ciertas circunstancias el contenido de las mismas se solapen. En dichos casos, el buscador tomará como original a la primera de las dos que haya encontrado y la otra será considerada como duplicada.

Otro caso es, por ejemplo, con los sitios de e-commerce que manejan la información de sesión del usuario o carrito de compra mediante parámetros en la URL. Esto hace que, para dos usuarios viendo exactamente el mismo producto, se empleen 2 URLs diferentes, generando la duplicación de contenido.

Si vuestra interfaz lo permite, es recomendable solucionar de antemano este tipo de problemas para garantizar un posicionamiento en buscadores óptimo. Sin embargo, en muchas circunstancias esto no es factible, por lo que el siguiente paso es indicarle al buscador cuál es nuestra copia canónica de cada contenido. Es decir, cuál es la que consideramos original y queremos que sea indexada.

En el segundo artículo de esta serie sobre SEO, puedes ver en detalle cómo funciona la canonicalización de contenidos.

SERVICIOS SEO

Cómo evitar el contenido duplicado: Parte I
5 (100%) 1 vote


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×