A finales de abril, Google lanzó su anunciada actualización, “Google Penguin”, también conocida como “sobreoptimización SEO”. Aquí intentaremos comprender su porqué, y qué hacer para mantener un buen posicionamiento en buscadores.

El mercado de los buscadores ha tenido bastante movimiento estos últimos años. En un primer momento, con el surgimiento de Bing como nuevo buscador de Microsoft, integrado con Facebook. Luego, con un ambicioso plan de fusión con Yahoo. Hace dos años, ninguno de esos buscadores alcanzaba las dos cifras en la distribución del mercado de búsquedas. Hoy en día, juntas, superan el 16% en EEUU. Y el número sigue creciendo en el marketing en buscadores.

¿Asusta esto a Google? Seguramente no. No obstante, no deja de tenerlo en cuenta.

La principal defensa de Bing por parte de los usuarios es que sus resultados son mucho más relevantes y con mucho menos spam que en Google. Es decir, afectan directamente a la calidad de los resultados ofrecidos por Google y, a partir de ahí, casi todos sus cambios algorítmicos (incluyendo Google Panda) han sido para revertir esta situación y mejorar la calidad de resultados.

En este caso, la actualización algorítmica apunta a aquellos sitios que se aprovechaban del algoritmo de Google, sin tener realmente un contenido de calidad o utilidad para sus usuarios. Por ejemplo, si vuestro sitio está orientado al mercado turístico en la Luna, pero tenéis cientos de enlaces empleando el término “viajes a Madrid”, en este caso, os estaréis posicionando con el término “viajes a Madrid”, que tiene muchas búsquedas, pero vuestra web no lo ofrece, por ser algo radical con el ejemplo.

Existen múltiples “síntomas” de un sitio sobreoptimizado. Por ejemplo, un sitio que posee demasiados enlaces entrantes con sólo 2 ó 3 palabras clave sin variaciones. También, los que poseen un listado de palabras clave (con o sin enlaces) en el pie de página; o los que continúan empleando la etiqueta meta “keywords” (que, desde hace tres años, ya ha dejado de ser empleada por Google como factor de posicionamiento en buscadores).

Todas estas señales le indican a Google que el sitio ha sido optimizado para obtener mejor posicionamiento en buscadores y no para ofrecer contenido de calidad. Por ende, Google lo penaliza y da más importancia a sitios con métricas positivas de uso por parte de los usuarios (alto CTR desde las búsquedas, tiempo de permanencia en el sitio, número de páginas vistas por visita, etc.).

¿Cómo evitar esto y mantener tu posicionamiento web?

Simplemente, tratando de ofrecer mejor calidad y no enfocándote tanto en las posiciones. Elimina de tu sitio todo lo que pueda ser visto como sospechoso por Google, y limítate a las tácticas puramente de “white hat” SEO. Diversifica tus campañas de linkbuilding variando las palabras clave y no usando tantos directorios, blogs y foros.

posicionamiento web

Comparte este artículo:

Sobreoptimización SEO: cambios en el algoritmo de Google
¡Puntúalo!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies