0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×

El W3C, también conocido como Consorcio World Wide Web, es el ente internacional encargado de desarrollar los estándares web, definiendo los alcances del lenguaje HTML, entre otros, y cómo debe ser interpretado por los navegadores, con el fin de llevar la web a su máximo potencial. La pregunta del millón -para el marketing en buscadores, al menos- es: “Seguir los lineamientos y estándares del W3C, ¿me dará un mejor posicionamiento web?”. La respuesta es tanto afirmativa como negativa. No, no hemos estado demasiado tiempo con Schröedinger. Google plantea, dentro de sus sugerencias y consejos para el posicionamiento, que cumplir con los estándares web ayuda a nuestro posicionamiento. Sin embargo, casi ningún sitio web de Google los cumple, y su SEO no se ve afectado por ello.

Esto es así ya que, si bien no emplea la validación W3C como parte de su algoritmo de posicionamiento en buscadores, el cumplimiento de los estándares web definidos por el mencionado organismo garantiza el correcto empleo de gran parte de elementos web requeridos para un óptimo funcionamiento del sitio, y facilitan su indexación por parte del bot de Google y otros buscadores.

El seguimiento y adoptación de los estándares web llevan a que se incluyan los atributos ALT de todas las imágenes del sitio, a que sólo se emplee un elemento H1 por página, y a que todos los elementos de la web tengan sus propias etiquetas de cierre, evitando problemas de interpretación por parte de los navegadores o el bot de Google. De este modo, se beneficia, en segunda instancia, el posicionamiento web del sitio, que requiere dichos elementos para interpretar e indexar correctamente la página.

Ahora, si esto es tan beneficioso, ¿por qué ni siquiera Google pasa la validación W3C?

Existen dos factores para este fenómeno: evolución tecnológica permanente y compatibilidad con múltiples plataformas y tecnologías previas. El primero es muy sencillo de entender: Si bien los estándares web están en constante discusión y debate para adaptarlos a las nuevas tecnologías, el paso de un estándar al siguiente suele llevar un par de años. Y todos sabemos lo mucho que puede cambiar el panorama. Como para que tengáis una idea, el actual estándar web es el HTML5, sin embargo, gran parte de las webs del mundo continúan desarrollándose en HTML4 y XHTML.

El segundo punto tiene que ver con la gran cantidad de navegadores y dispositivos web (smartphones, tablets, consolas de videojuegos con acceso a Internet, etc.) que existen hoy en el mercado, y cada uno de ellos con criterios de interpretación del estándar web diferentes. Por ejemplo, si hacéis el experimento de abrir la misma página web empleando Internet Explorer, Mozilla Firefox y Google Chrome, podréis notar sutiles diferencias en la misma. Esto es así porque cada navegador interpreta el estándar de forma distinta, y lleva a que los diseñadores web deban emplear variaciones del lenguaje HTML para que sus sitios puedan brindar la misma experiencia a sus usuarios, independientemente del navegador que empleen. Esto hace que no puedan cumplir con los estándares del W3C.

En conclusión, el estándar W3C no es una métrica de posicionamiento y no es empleado por Google para favorecer el posicionamiento de una página. Sin embargo, sí es útil ya que nos obliga a realizar nuestras páginas web de modo que los buscadores pueden indexar fácilmente y mejorar la experiencia de nuestros usuarios.

servicios de SEO

Importancia del W3C en el SEO
5 (100%) 1 vote


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×