0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×

Uno de los mayores enemigos para los webmasters es el contenido duplicado. Ya lo dijimos en el primer artículo sobre el tema.

A los buscadores como Google les gusta indexar páginas con contenido diferente para mejorar la experiencia de los usuarios en los resultados de búsqueda. De esta forma, si detecta que varias páginas en tu sitio tienen el mismo contenido, Google elegirá una de las versiones y será la que mostrará en los resultados de búsqueda. Si detecta o llega a la conclusión de que con ese contenido se intenta manipular la clasificación de los motores de búsqueda y aumentar nuestro tráfico de visitas, su ira caerá sobre nosotros y nos penalizará, alejándonos de las primeras posiciones de los resultados de búsqueda o incluso eliminándonos de su índice de páginas indexadas.

Por estos motivos es bueno llevar a cabo unas buenas prácticas de canonicalización para controlar cómo aparecen nuestras URL en los resultados de búsqueda y que los buscadores, en este caso Google, sepan qué página es la importante y pongan su peso en ella sin penalizarnos.

Dominio preferido

Para empezar a evitar el contenido duplicado de nuestro sitio web, primero debemos seleccionar el dominio principal.

El dominio preferido es aquel que nosotros decidimos y con el que queremos que los buscadores indexen el resto de páginas de nuestro sitio. Es la versión que queremos que se utilice para nuestro sitio en los resultados de búsqueda. Tenemos que elegir si queremos nuestro sitio con www o sin, y hacer una redirección para llevar a los usuarios a la página correcta; pero también a los buscadores, que será la que utilicen en sus resultados de búsqueda.

Redirecciones 301

Las Redirecciones son aquellas instrucciones que dirigen a un usuario de una página A a una página B.

Las 301 son las redirecciones permanentes, frente a las 302, que son temporales. Para los buscadores, es mucho más claro utilizar las redirecciones 301 ya que así sabrán qué página es la definitiva y la que deben indexar, obviando las otras.

Para evitar el contenido duplicado, las redirecciones son útiles cuando dos páginas muestran el mismo contenido; aunque también se utilizan cuando cambiamos el dominio o la URL o cuando queremos acceder a una página interna sin pasar por la principal.

Así, debemos establecer una URL como principal y redirigir el tráfico de visitas de las otras URL a ésta. De esta forma mantendremos además el PageRank y los enlaces externos de la URL antigua en la nueva página.

Canonicalización

Este término, en SEO hace referencia al hecho de relacionar páginas de nuestro sitio  web con el mismo contenido.

Si, por los motivos que sean, en nuestra web hay varias páginas que muestran el mismo contenido, debemos canonicalizarlas. No es más que marcar una de las páginas como canónica y avisar a los buscadores de que esa página es la que sirve de referencia para las demás. Así definiremos una única URL de las páginas con el mismo contenido.

Si canonicalizamos decimos a Google cuál de estas páginas es la importante y cuáles (el resto) hacen referencia a la página canónica, que contiene el material original.

Por ejemplo, queremos que http://www.paginacanonica.es sea la página canónica del conjunto de páginas con el mismo contenido. Para marcárselo a los buscadores, debemos incluir una metaetiqueta <link> en el <head> de las otras páginas con el atributo rel=”canonical”. Sería así:

<link rel=”canonical” href=”http://www.paginacanonica.es”>

De esta forma, Google relacionará estas páginas y sabrá que todas hacen referencia a http://www.paginacanonica.es, tomará esta página como la oroginal, será la que muestre en los resultados de búsqueda y unificará la relevancia de las diferentes URL en esta.

La canonicalización también nos ayudará a seleccionar nuestro dominio preferido.

Parámetros de la URL

Configurando los parámetros de la URL ayudaremos a los buscadores a rastrear nuestro sitio con mayor eficacia.  Si utilizamos parámetros dinámicos podemos informar a Google de cuáles queremos que ignore. Así será más fácil para los buscadores rastrear nuestro sitio porque reduciremos el contenido duplicado en nuestro índice.

Con una buena configuración de estos parámetros, reuniremos las URL duplicadas en un mismo grupo y marcaremos cuál de ellas es la más adecuada para representarlo en los resultados de búsqueda y las propiedades del grupo, como la popularidad de la URL, quedarán unificadas.

En las Herramientas para Webmaster de Google, podemos configurar los parámetros de las URl dentro de la pestaña configuración, seleccionando la URL sin contar los parámetros dinámicos, que servirá como contingente del resto.

servicios de posicionamiento seo

Cómo evitar el contenido duplicado. Parte II
5 (100%) 1 vote


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 0 Flares ×